Bebidas a base de espresso: ¿En qué afecta cada proporción?

Extracción de café desde portafiltro sobre taza azul de 200ml y está sobre balanza digital para espresso
Extracción de café desde portafiltro sobre taza azul de 200ml y está sobre balanza digital para espresso

Bebidas a base de espresso: ¿En qué afecta cada proporción?

Luego de que en el noreste de Italia durante el Siglo XX se popularizara el espresso y todas sus variantes, comenzaron a abrir los primeros espacios comunes con enfoques distintos en su consumo, dándole prioridad al “tomar café a cierta hora del día”. Lo que conllevo a que los profesionales de la época decidieran tomar la iniciativa de crear bebidas con distintas proporciones, considerando como enfoque principal (hasta el día de hoy) el consumo de café a base de un Espresso y leche texturizada.

Con este cambio, además de generar una repercusión cultural en la manera de consumir café, permitió a empresas italianas de la época comenzar con avances tecnológicos que facilitarían la preparación, creación y manipulación de toda máquina para extraer un espresso.

¿Por qué la leche fue un factor decisivo?

No hay un estudio concreto relacionado con el primer consumo de estas bebidas, sin embargo, hay evidencia de café y leche desde la cultura turca, quienes tomaban un bebestible al cual llamaban “kaveh ghaleh” o “kahve sut” en su idioma (te podría interesar nuestros productos). Éste consistía en una mezcla de café extraído como una preparación en infusión durante horas con leche y azúcar. Por lo tanto, si consideramos que desde hace muchos siglos se sabía sobre esta mezcla de productos era más que un buen complemento, podemos afirmar que en la actualidad se ve el reflejo de cómo ha aumentado la calidad y la manera de consumir un buen café, tanto en tu cafetería favorita como desde la comodidad de tu hogar.

Para entender los tamaños y proporciones de cada uno, hay que considerar que estos se caracterizan por entregarnos sabores, percepciones, texturas y experiencias distintas al momento su consumo, donde el factor clave siempre será el café, pero la importancia de tener una leche bien texturizada es la que permitirá en definitiva la armonía completa de sabores y calidad de tu bebida.

Por un lado, el espresso y el perfil de tueste que este tenga también será un factor decisivo para nosotros, por lo que es importante encontrar nuestro café favorito (como también el origen de la semilla, beneficio en secado o el proceso que potencie más aún sus sabores naturales) y para lograrlo, es que en este blog hablaremos un poco sobre los tuestes.

Los perfiles de tueste son esenciales para la creación de café de alta calidad, y comprender una serie de elementos claves que afectan el sabor, aroma y cuerpo de la bebida final.

1. Grado de Tueste:

El grado de tueste se refiere al nivel de calor aplicado a los granos de café durante el proceso de tueste. Los perfiles de tueste pueden variar desde tuestes ligeros hasta oscuros. Cada nivel de tueste aporta características de sabor únicas al café:

  • Tueste Ligero: Se caracteriza por granos de café de color claro y un sabor más afrutado y floral. Los ácidos naturales del café son más prominentes en este nivel de tueste.

  • Tueste Medio: En este punto, los granos son de un color marrón medio y el sabor es equilibrado, con notas de caramelo y chocolate.

  • Tueste Oscuro: Los granos de café oscuro tienen un sabor más robusto y a menudo muestran notas de chocolate amargo y nueces. El nivel de acidez es menor en este tipo de tueste.

2. Tiempo de Tueste:


El tiempo durante el cual se tuestan los granos también es un factor crítico. Un tiempo de tueste más largo puede dar lugar a sabores más complejos, pero existe el riesgo de que los granos se quemen si se excede este proceso.

  • Tueste Corto: Resulta en un sabor más ligero y ácido, dándole énfasis a las notas florales, cítricas y frutales del café.

  • Tueste Medio: Produce un sabor equilibrado entre acidez, dulzor y amargor junto a un cuerpo medio, entregando perfiles con notas a caramelo y chocolate, dejando una acidez balanceada.

  • Tueste Largo: Da lugar a un sabor más oscuro y a menudo aceitoso, con un cuerpo completo y menos definición natural de los sabores del grano.

3. Desarrollo Post-tueste:

El desarrollo post-tueste se refiere al período después del tueste, donde los granos de café se enfrían y liberan gases residuales. Este proceso es esencial para evitar sabores desagradables en el café.4

4. Perfil de Sabor:

Cada café de especialidad tiene un perfil de sabor único, que incluye características como acidez, dulzura, cuerpo y notas aromáticas. Estos perfiles pueden variar enormemente según el origen del café, la variedad de la planta y el proceso de tueste.

5. Frescura:

El café de especialidad es apreciado por su frescura. Después del tueste, el café comienza a oxidarse y perder sabor con el tiempo, por lo tanto, es crucial que los granos se consuman dentro de un período óptimo después del tueste para disfrutar de su perfil de sabor completo (Visita cafelama.cl o bien nuestros productos, también podrías visitar nuestra entrada “La Frescura: un elemento clave” aquí).

Bebidas a base de espresso:

  1. Café Americano:
    El café americano se crea diluyendo un espresso con agua caliente. La adición de agua al espresso lo hace más suave y menos concentrado que un espresso puro.

    El resultado es una taza más grande de café con un sabor más suave, similar al café filtrado, pero con la calidad y el carácter del espresso (te podría interesar este producto).

  2. Café Macchiato:
    El café macchiato consiste en un espresso con una pequeña cantidad de leche vaporizada o espuma de leche agregada. “Macchiato” significa “manchado” en italiano.

    El resultado es una bebida que combina la intensidad del espresso con una suavidad y un toque dulce por el lácteo (te podría interesar este producto).

  3. Cappucino:
    El cappuccino es una bebida que consta de un espresso, leche vaporizada y espuma de leche. Por lo general, se sirve en una taza más pequeña (te podría interesar nuestro producto).

    La proporción típica es 1/3 de espresso, 1/3 de leche vaporizada y 1/3 de espuma de leche, lo que da como resultado una bebida equilibrada con un sabor suave y una textura aterciopelada.

  4. Latte:
    Un Latte es similar al cappuccino, pero con más leche vaporizada y menos espuma de leche. La cantidad del espresso suele ser 1/3 de la bebida y 2/3 de leche vaporizada, lo que permite percibir un balance entre dulzor e intensidad del café junto al dulzor desarrollado en la leche (te podría interesar: taza latte 290ml, taza latte 260ml y taza latte 200ml).

  5. Mocha:
    Un mocha combina espresso, chocolate y leche texturizada. Por lo general, se agrega cacao o chocolate en polvo y a veces se adorna con crema batida.

    el resultado es una bebida rica e indulgente con un sabor a café y chocolate. Puede ser dulce y a menudo se sirve como una opción de café con sabor (te podría interesa nuestros chocolates en polvo Van Houten, Bonhomia).